• Estudios

Consumidores en contradicción sobre la necesidad de los Sistemas de Monitoreo del Conductor (DMS, por sus siglas en inglés)

By Analytics Team | July 16, 2019

Aspectos importantes:

  • Cuarenta y seis por ciento de los consumidores considera que el DMS debería ser requerido por ley; 35 por ciento dijeron que no debería ser requerido y 19 por ciento no estaban seguros.
  • Más personas dijeron que creían que el DMS no hacía que las personas fueran mejores conductores (42 por ciento) en comparación con el 40 por ciento que dijo lo contrario.
  • Dos tercios de los encuestados (66 por ciento) dijeron que no pagarían más de $500 por dicha función en su próximo vehículo.
  • Entre más joven sea el conductor, más probabilidades tendrían de decir que un DMS hizo su vehículo más seguro.
  • Los encuestados jóvenes respondieron que también era más probable que confiaran en un sistema pasivo como el DMS en lugar de sistemas activos.
  • De todos los grupos de edades, 61 por ciento de los consumidores manifestaron que un DMS pasivo era el tipo más efectivo.

Historia:

Entre la creciente discusión sobre lo semi – autónomo aquí y lo manos libres allá que es una función orientada a prevenir el abuso de la tecnología: los sistemas de monitoreo del conductor.

Ahora un nuevo estudio de Autolist.com muestra que las actitudes de los consumidores hacia estos DMS son diversas, indicando que la sensibilización pública y la aceptación de ellas – y del porque lo hacen – está creciendo.

Autolist.com encuestó a 1,272 compradores actuales de carros en julio 2019 para medir la sensibilización del consumidor de los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS, por su significado en inglés), DMS y otros sistemas de seguridad.

La encuesta reveló que el 46 por ciento de los consumidores consideraban que un DMS debería ser requerido por ley en los vehículos; 35 por ciento dijeron que no debería ser requerido y 19 por ciento no estaban seguros. Actualmente, no hay una ley estatal o federal en los Estados Unidos que requieran dicho sistema.

Pero esta inclinación hacia hacerlos legales fue más por la seguridad de los otros vehículos en el camino en lugar de incrementar la seguridad del vehículo con un DMS, según reveló la encuesta.

Cincuenta y siete por ciento de los encuestados consideraron que un DMS hizo el vehículo más seguro en la carretera mientras que solo el 53 por ciento de las personas pensaron que un vehículo con un DMS era más seguro en si mismo.

Esta diferencia pudiera atribuirse al relativamente bajo número de vehículos en la carretera con cualquier forma de DMS. Con la edad promedio de los carros y camionetas en los Estados Unidos que recientemente están llegando a los 12 años de acuerdo con el IHS Markit, muchos consumidores desconocían la tecnología.

“Aún estamos en los inicios de los Sistemas de Monitoreo del Conductor así que muchos consumidores no están pensando en ellos como algo con lo que están interactuando frecuentemente en este momento”, dijo Chase Disher, Analista de Autolist. “En su lugar, visualizan un DMS como algo que los impactará cuando los otros a su alrededor lo estén utilizando”.

Autolist también reveló que los consumidores estaban escépticos al impacto que un DMS tiene en el comportamiento del conductor. Más personas dijeron que consideraban que los Sistemas de Monitoreo del Conductor no hacían que las personas fueran mejores conductores (42 por ciento) que las que dijeron que sí lo hacían (40 por ciento).

La edad también jugó un rol en cómo se sentía un consumidor en relación con un DMS.

Entre más joven es el conductor, más probable es que dijeran que un DMS hizo un vehículo más seguro – tanto para sus ocupantes y otros conductores en el camino, reveló Autolist.

Los encuestados más jóvenes tenían más posibilidades de confiar en los DMS pasivos en lugar de los sistemas activos. Por ejemplo, 68 por ciento de las personas entre 18 y 23 años dijeron que un sistema pasivo era más efectivo y el 51 por ciento de las personas de entre 66 y 75 años eligieron pasivo.

De todos los grupos de edades, el 61 por ciento de los consumidores consideraron que un DMS pasivo era el tipo más efectivo.

Los sistemas pasivos son lo más comunes y ellos miden la atención del conductor basado en el torque del volante (lo más común) o controles táctiles con el volante. Muchas veces vienen en conjunto con un grupo de funciones de asistencia orientadas a la seguridad.

Los sistemas activos de monitoreo del conductor únicamente están disponibles por el momento en un pequeño número de vehículos; esos sistemas basados en cámaras utilizan ya sea cámaras ópticas o infrarrojas para monitorear la atención del conductor y para la fatiga del conductor.

El sistema SuperCruise de Cadillac es posiblemente el sistema de monitoreo del conductor más conocido y robusto en el mercado en los Estados Unidos en este momento, principalmente porque utiliza una cámara infrarroja en tiempo real para monitorear el movimiento ocular del conductor y los niveles de atención del conductor.

Otros sistemas se están volviendo cada vez más comunes, particularmente en el segmento de lujo; el nuevo X5 de BMW tiene un sistema que funciona en condiciones más limitadas que el Cadillac (utiliza una cámara óptica en lugar de infrarroja) y el reciente A8 de Audi ofrece un sistema infrarrojo en los mercados europeos, pero no en los Estados Unidos.

Incluso el reciente Forester de Subaru – y los próximos modelos Outback y Legacy – ofrecerá un DMS que ha sido denominado “DriverFocus”.

El sistema altamente visible Autopilot de Tesla ha obtenido críticas por expertos de seguridad por su notable falta de un DMS. El Model 3 tiene una cámara interior que es actualmente inactiva; el CEO Elon Musk ha dicho que es una medida de seguridad para cuando al final Tesla se convierta autónomo y los propietarios puedan rentarlos como vehículos para compartir viajes. También ha desestimado un DMS de monitoreo ocular por ser inefectivo.

Los compradores en la encuesta de Autolist indicaron que estaban renuentes a pagar mucho por estas tecnologías de DMS. Dos tercios de los encuestados (66 por ciento) dijeron que no pagarían más de $500 por dicha función en su próximo vehículo.

El sistema DriverFocus de Subaru está incluido en el modelo de gama alta Touring del Forester, el cual se vende por $35,270.

El paquete semi autónomo SuperCruise de Cadillac es una opción de $6,000 en los otros dos modelos del CT6; está incluido en el modelo Platinum de $88,000. El sistema de BMW requiere ya sea un paquete de $1,700 o de $2,850 a su actual X5; dependiendo de la elección del motor.